Reorganización Neurofuncional según Beatriz Padovan

"La cosa más bella que el hombre puede experimentar es lo misterioso. Esta emoción fundamental, se encuentra en la raiz de toda ciencia y de todo arte". A. Einstein.

Hablaremos de cosas muy sencillas y conocidas por todos. Son sencillas porqué pertenecen a la naturaleza y las conocemos ancestralmente.

Si plantamos una semilla de judía en el sitio adecuado, sabremos de antemano lo que pasará : germinará, crecerá con sus propias características y producirá judias que en su interior tendrán semillas semejantes a las que plantamos. Todo esto ocurre porqué cada semilla posee un programa genético bien preciso. En cada ser vivo es lo mismo./p>

De la misma manera que sabremos que pasará durante el desarrollo de la judía, en el ser humano pasará lo mismo: cuando nace un bebé ya sabemos que tendrá las características de un adulto, hombre o mujer. Todo esto nos parece tan natural - forma parte de la naturaleza – que ya no hacemos caso de los milagros que sucedan delante nuestro: un capullo que se abre, un pájaro que construye su nido, un niño que intenta andar,... El ser vivo está continuamente cambiando.

El hombre cambia también desde el mismo momento de su concepción hasta el instante de su muerte. Esto es lo que llamamos desarrollo. Este desarrollo puede ser motriz, de lenguaje, intelectual o emocional, indistintamente. Todo es desarrollo. Nuestra personalidad también cambia según nuestras experiencias y nuestros aprendizajes. El hecho de ser adultos no significa que dejemos de desarrollarnos... Siempre estamos cambiando, aúnque no lo queramos, gracias a las sabias leyes de la naturaleza.

ANDAR – HABLAR – PENSAR

El desarrollo del ser humano lo podemos abordar de diferentes maneras. Para Rudolf Steiner la relación que existe entre el andar, la palabra y el pensamiento es primordial para la comprensión y la aplicación dentro de la educación y, por extensión, igualmente en los procesos terapéuticos. El afirma que estas tres actividades definen al ser humano como tal: “el hombre es el ser que anda derecho, que utiliza un lenguaje codificado y que elabora ideas o sea que piensa”. Es importante entender como R. Steiner caracteriza cada una de estas actividades.

ANDAR no es tan solo desplazarse. Ponerse de pie y andar es la señal más visible de un proceso mucho más amplio y complejo. Es un proceso evolutivo que hace que el niño pase de una posición horizontal a una vertical. Tendrá que vencer la fuerza de la gravedad, y situar su cuerpo en el espacio con equilibrio y armonía, dominando todas las direcciones. Antes de poder aguantarse de pie, el niño pasa por diferentes fases: voltear, arrastrarse, gatear y andar. Esto pasa cuando el pequeño evoluciona normalmente. Pero es posible que estas fases no se hayan realizado o bien se hayan hecho de manera incompleta. En este caso por ejemplo decimos : se ha “saltado” el gateo. Pero ¿por qué decimos que se ha “saltado” una etapa ? Pues porqué ancestralmente nosotros sabemos que es natural que gatee. Todas estas etapas son específicas de la naturaleza humana y están implícitas en los impulsos del organismo. Si estas etapas están programadas genéticamente en el hombre, esto quiere decir que naturalmente son importantes para el desarrollo del niño.

HABLAR no sólo quiere decir de manera restrictiva el lenguaje oral, sinó que incluye todas las formas de comunicación. Hay diferentes tipos de lenguaje: gestual, mímico, escrito, matemático, musical, codificado, y otros. Según Pedro Bloch, en Canarias existe una manera de comunicarse por silbidos, y parece que aún se utiliza en la iglesia para leer los salmos. Podemos ver que los niños se comunican de diferentes maneras y que su primera comunicación es su propio cuerpo. Cuando estira los brazos para que lo cojan, esto ya es comunicación. Como el Dr. Boadella : “incluso el silencio absoluto nos dice cosas de una persona. Es imposible que el individuo no pueda comunicar”.

PENSAR no lo tenemos que entender únicamente como la sola posibilidad de crear ideas, sinó como las capacidades de aprender y adaptarse a su propio medio. Un ejemplo de esto es la historia del niño lobo de Aveyron, en Francia : “Cuando le encontramos era adolescente y su comportamiento se parecia al de los lobos, gateaba, lamía el agua exactamente igual que lo hacen los animales, aullaba como los lobos (era su lenguaje). Esto significa que asimiló y se adaptó al medio donde le tocó vivir. Pero si cogemos un gatito y lo criamos aislado de su especie, sólo con hombres, cuando se hará adulto se comportará exactamente igual que los otros gatos: gateará (no andará derecho como la persona que lo ha criado), maullará (no hablará), tendrá las mismas reacciones y comportamientos que sus hermanos, como si siempre hubiese vivido con ellos. ¿Por qué el hombre (el niño lobo) parece haber perdido su identidad o sus características de hombre (gateando, aullando, etc...) y el gato ha guardado las suyas de gato? Pues porqué el ser humano tiene la capacidad de adaptarse y aprender y estas dos características forman parte de él y es lo que R. Steiner nombra pensamiento.

Generalmente los animales están programados para cumplir su potencial genético, sin poderlo modificar. El hombre es diferente. También posee su programa genético, pero necesita de un ambiente adecuado, para hacerlo efectivo. Globalmente seguirá su proceso de desarrollo, que es igual para todos (pertenece al programa genético), aprender a andar, hablar y a pensar. Pero además cada uno puede desarrollar sus propias capacidades. Algunos lo harán con sus capacidades motrices, que están más ligadas al andar, otros desarrollarán más la palabra, y otros su capacidad intelectual o sea el pensamiento. Si todo esto es posible es gracias a que el ser humano tiene la posibilidad de poder escoger, posee el “libre albedrío”. ! Es el poder del pensamiento ! El hombre es el único que tiene esta maravillosa capacidad de pensamiento y que lo distingue de los animales. La palabra y el pensamiento van muy ligados, es difícil separar qué pertenece a uno y qué al otro, cuando se trata de actividades intelectuales.

RELACIONES ENTRE ANDAR, HABLAR Y PENSAR

Siempre hay un signo que caracteriza cada una de estas actividades. Cuando un niño se pone derecho y se desplaza verticalmente, y esto pasa hacia el año, decimos que empieza a andar. Entre un año y medio y dos años podemos decir que el niño empieza a comunicarse con el lenguaje oral. ¿Cuándo podremos decir que el niño empieza a descubrir su capacidad de pensar, de crear ideas ? Para R. Steiner , esto llega hacia los tres años, en el momento que él dice “YO”, cuando habla de si mismo.

Estas tres actividades están ligadas, son interdependientes y se desarrollan paralelamente, aunque según la edad una predomine más que la otra, y haya un orden para la adquisición y manifestación de las características más importantes de cada una.

Como acabamos de decir, el niño empieza a andar hacia el año, a hablar hacia los dos y a pensar hacia los tres. Durante esta secuencia, Steiner dice que hay una cierta dependencia entre una actividad y la otra. Afirma: “El cuerpo humano, por un proceso misterioso, aprende a andar, a orientarse en el espacio, a desplazarse de un sitio a otro, el hecho de andar se expresa como un lenguaje”.

Esta afirmación nos puede parecer muy extraña, pero el gran foniatra argentino Quirós, también admite que todo el cuerpo, todo el S.N.C. toma parte en el proceso de la palabra: “Es difícil encontrar una parte del S.N.C. que no pueda tener relación con la comunicación o el lenguaje. Incluso la médula espinal, que podría parecer no estar relacionada con estas funciones esenciales, contribuye de manera muy importante informando al córtex cerebral de la postura, de los movimientos de las extremidades y de las otras partes de cuerpo. Esto permite a la persona de poder disponer de todo su cuerpo para captar o emitir signos y símbolos para la comunicación con sus congéneres. Nosotros reafirmamos que todo el S.N.C. participa en el lenguaje”.

Piaget como Quirós , también da referencia de la conexión entre estas tres actividades descritas por Steiner : La inteligencia sensoriomotriz (o sea el andar) que precede al lenguaje, prepara sobre el terreno la acción elemental, lo que más tarde se transformará en pensamiento reflexionado. Piaget también afirma que debe existir un puente entre la inteligencia sensoriomotriz y el pensamiento reflexionado, dice: “... es el lenguaje que se desarrolla siguiendo un orden definido y que se transformará en pensamiento sólo cuando sea apto para dejarse transformar”.

¿Qué quiere decir esto? Que para que esto se manifieste todo depende de una maduración neurológica. Piaget y Steiner dicen lo mismo con diferentes palabras. Uno habla de andar, de hablar y de pensar , Piaget de inteligencia sensoriomotriz, lenguaje y pensamiento reflexionado. Otros autores tratan el tema con términos diferentes pero que quieren decir lo mismo. Vigotski, Luria y Leontiev han publicado un libro titulado : “Lenguaje, desarrollo y aprendizaje”. Quirós y Schrager han escrito : “Lenguaje, aprendizaje y psicomotricidad”. Todos tratan el mismo tema, o sea las relaciones de las tres actividades que constituyen la definición propia del ser humano : andar, hablar y pensar. De la misma manera que no podemos dividir al hombre, a ellas tampoco las podemos separar.

De manera que la palabra se desarrolla a partir del andar, el pensamiento se desarrolla a partir de la evolución del lenguaje. Por un lado la palabra es el vehículo que transmite el pensamiento y por otro lado no podemos pensar sin lenguaje, El médico que se ocupaba del niño lobo de Aveyron, le decía al enfermero que le ayudaba : “Hazle hablar, que así sabremos si puede pensar”. Rozental cuando se refiere al autismo afirma: “El hecho de no hablar incordia evidentemente el desarrollo de las otras facultades intelectuales, como el pensamiento abstracto, la formación de conceptos o el pensamiento crítico, que dependen del desarrollo de las facultades verbales “.

Analizando todas estas consideraciones me convencí que no servía de nada poner a una persona delante de un espejo para enseñarle a hablar o a corregir algún defecto de articulación. Tampoco me servía utilizar los juegos más diversos de figuritas con los nombres escritos con los mismos fonemas.

Supe de la conferencia de Steiner sobre el andar , hablar y pensar, justo antes de terminar el curso de Fonoaudiología. Este curso lo terminé insatisfecha, no por la parte teórica y científica ( que era buena, con profesores competentes y un programa bien elegido), sinó por la parte práctica y terapéutica. Yo no quería tratar los síntomas, sinó sus causas, o lo que precede a la causa.

ORGANIZACION NEUROLOGICA - Temple Fay

Yo creía en lo que Steiner decía, que el proceso de andar es lo que nos lleva a hablar. Ahora faltaba descubrir cómo.

Tuve la gran suerte de conocer el trabajo de Temple Fay y sus discípulos. El proceso natural del conocimiento humano es el apoyo continuo sobre el conocimiento de nuestros predecesores y preparar el camino de los que vienen detrás. La humanidad funciona de esta manera en una evolución constante de su conocimiento. Cuando redactamos un trabajo científico, una tesis, etc. Nos exigen citas bibliográficas. Esto realmente significa que las ideas nuevas se basan sobre conocimientos anteriores. La ciencia forma una verdadera pirámide donde cada uno pone el pie sobre la espalda de los de abajo y tendriamos que estar dispuestos a ceder la espalda para que la pirámide continue. Es muy importante ser humildes y ver que lo poco que hemos conseguido es una contribución para abrir otros caminos. Y sobre todo no olvidarnos de los que nos han ofrecido sus espaldas.

A veces quien nos ha permitido avanzar, ni él mismo lo sabe, porqué algunos que nos han dejado sus conocimientos , sus creaciones, sus indicaciones,... ya no existen. De forma particular y sincera quiero hacer un sencillo homenaje a todos los autores que he citado, especialmente R. Steiner y Temple Fay, por sus filosofias y conocimientos que me han permitido tratar a mucha gente que ha venido a verme para aliviar o eliminar sus dificultades.

Temple Fay, neurocirujano americano, vivió y sufrió la segunda guerra mundial, pudo realizar estudios y experiencias sobre el desarrollo del ser humano, desfiando todos los métodos practicados en esa época. Además de sus propias experiencias utilizaron el trabajo monumental de Gesell sobre el desarrollo de los niños normales. Pero estaría fuera de lugar querer contar toda la historia de los trabajos de Temple Fay, o sea que sólo citaré los conceptos que le sirvieron de base para desarrollar su método. Su primera premisa era que la Ontogénesis (desarrollo de cada individuo) resume en algunos aspectos la Filogénesis (la evolución de las especies). Este desarrollo que hace que el hombre pase de la posición horizontal, a la vertical y a andar, él la nombró Organización Neurológica (que se produce por medio del propio desarrollo ontogenético).

La define así: “La Organización Neurológica es el resultado de un desarrollo nervioso ontogenético continuo, es la mejor condición fisiológica que sólo se finaliza en el hombre. Este desarrollo resume la evolución filogenética del hombre; empieza en el tercer mes de embarazo y normalmente termina hacia los seis años y medio. Esto que se produce en todos los mamíferos, en el hombre progresa verticalmente por la médula espinal y por todas las regiones del SNC, hasta el nivel del córtex. El desarrollo final específico del hombre se realiza en el córtex y se lateraliza (de izquierda a derecha o de derecha a izquierda)”. También afirma que: “Para ser completamente humano, el hombre tiene que ser capaz de utilizar el lenguaje. El lenguaje es el resultado del desarrollo filogenético del sistema nervioso. El lenguaje es el resultado del desarrollo y de la organización de su sistema nervioso”.

Pondremos mucha atención en esta última afirmación que en resumen quiere decir: “ El lenguaje no se puede desarrollar sinó hay previamente una base de organización neurológica adecuada. Y la organización neurológica es descrita como el desarrollo ontogenético, o sea las etapas que el niño tiene que pasar hasta ponerse de pie y desplazarse, alternando el avance de los pies o andar”. Cuando yo comprendí que había descubierto la descripción de lo que R. Steiner nombra el proceso de andar, fue como si hubiera descubierto el Paraiso perdido.

REORGANIZACION NEUROLOGICA

Temple Fay y sus compañeros observaron que los niños normales de cualquier civilización del mundo, durante su crecimiento, todos hacian siempre los mismos gestos estereotipados y los nombraron “patrones”. También pudieron observar que los niños que presentaban lesiones cerebrales no podian hacer estos movimientos. Con esto pensaron: “Si hiciesemos hacer estos movimientos o patrones a los pacientes, aunque fuera pasivamente, ¿podría ser posible que su sistema nervioso aprendiera y más tarde lo hiciera por encargo? Y así lo hicimos, y pudimos observar que realmente el niño hacía estos movimientos”.

Pero además se dieron cuenta que a veces el desarrollo se hacía normalmente como si se hubiera quitado un bloqueo. Después de los “patrones” , fueron incluyendo los otros movimientos que corresponden al desarrollo natural de los niños, como rodar, arrastrarse, gatear, etc. Los resultados fueron los mismos. A este procedimiento lo nombraron la Reorganización Neurológica, con esto se entiende la recapitulación del desarrollo ontogenético, etapa por etapa, siguiendo la misma secuencia que en el desarrollo normal.

Para mi que era logopeda y que buscaba una terapia capaz de preceder a los síntomas, esto fue un gran descubrimiento. Acordándome de lo que había dicho Steiner, que el proceso de andar conducía a la palabra (por esto entendemos cualquier tipo de lenguaje) me convencí de haber encontrado mi camino. Empecé a aplicar esta terapia a unos niños y a otros no. Me di cuenta de que los que se habian beneficiado de la RNF (Reorganización neurológica) habian mejorado de manera más rápida y efectiva. La utilicé para todos los casos de transtornos de la palabra y del lenguaje con resultados muy positivos. La RNF trabaja el cuerpo, y éste es el precursor del lenguaje oral, del aprendizaje de la lectura y de la escritura. El lenguaje gestual y la mímica, aparecen mucho más temprano que la palabra articulada. Es importante aclarar que la RNF no es el único procedimiento que nosotros utilizamos durante la terapia. La RNF nos sirve de base para todos los casos, pero también practicamos otros ejercicios según cada perturbación o las necesidades específicas.

FUNCIONES REFLEJO VEGETATIVAS

Como logopeda, me parecía que al método creado por Temple Fay le faltaba algo para completarlo. Dentro de su filosofía, él afirma que si un niño no consigue completar una actividad, por ejemplo gatear, no se le tiene que entrenar a hacerlo, sinó que es mejor trabajar las actividades precedentes al gateo.

Sabiendo que las Funciones reflejo-vegetativas (respiración, succión, masticación y deglutición) son conocidas como funciones pre-lingüísticas, o sea que preparan la neuro-musculatura para que sea posible la articulación de los fonemas, de las palabras, de la palabra global; empecé a observar que los niños que presentaban problemas de palabra (principalmente parálisis cerebral) tenian estas funciones muy estropeadeas y que los afásicos las perdian. Siguiendo el mismo razonamiento filosófico de T. Fay, en vez de intentar corregir la palabra y la articulación propiamente dicha, empecé a trabajar específicamente las funciones esenciales, pre-lingüísticas.

Es necesario explicar como llegué a desarrollar este trabajo, por invitación del Dr. Interlandi, nombre reconocido internacionalmente, fui a trabajar conjuntamente en el Curso de Postgrado de Ortodoncia en la Universidad de Sao Paulo, donde permanecí casi seis años. La preocupación, en aquel momento, era como las desviaciones de las funciones reflejo-vegetativas citadas anteriormente, especialmente respiración bucal y deglución atípica, principales factores determinantes en recidivas en los casos tratados con ortodoncia.
El Dr. Interlandi, con una visión amplia para su época, penso que una logopeda podria ayudar en este aspecto, ya que se trataba de funciones de la boca. Cuando estudié logopedia, en la facultad no se hablaba de deglución atípica. De la misma forma, en la facultad de odontologia poco se sabia de la logopedia.

En un intercambio de estudios e investigaciones, conjuntamente con el Dr. Alael de Paiva Lino, fue posible profundizar en los estudios sobre este tema. En aquella época, yo ya estaba descubriendo la filosofía de Temple Fay. A partir de ahí y sabiendo que la neuromusculatura responsable de las funciones de respiración, succión, masticación y deglución es la misma que usamos para la articulación del habla y para mantener la buena forma de las arcadas dentales, pude desarrollar un nuevo método para la corrección y reeducación de esas funciones reflejo-vegetativas. Llamé a este método Mioterapia Funcional Integrada. Integrada porque contiene todas las funciones de la boca. No vamos aqui a describir el método, que ya fue publicado en la Revista de Ortodoncia, en 1976, como consta en la bibliografia adjunta. Los efectos terapeuticos del método fueron tan positivos que pasaron a formar parte de mi RNF.
Ya sabemos que son los propioceptores, que mediante todo el sistema nervioso conducen al córtex los estímulos y las informaciones para que el homúnculo de Penfield se identifique, y provocando como consecuencia lo que conocemos como el Esquema Corporal . Es el procedimiento natural de madurez que hará que las estructuras neurológicas sean operacionales. El individuo que tiene su Homúnculo bien impregnado o sea su esquema corporal maduro, puede realizar cualquier movimiento con su cuerpo y también los movimientos para hablar. Como vimos anteriomente, informaciones de la periferia alcanzan el córtex cerebral, de forma más marcada las áreas sensitivo-motoras (Homúnculo de Penfield); sin embargo, no debemos olvidar que esta representación del cuerpo, denominada somatotopia, también la encontramos en la médula espinal, en el cerebelo y también en el mismo tálamo.

Todos los movimientos hechos durante los ejercicios de la RNF forman parte del potencial genético humano y conducen a la propiocepción de los músculos (haz neuromuscular), de los tendones (órganos neurotendinosos), y de las articulaciones (receptores de las cápsulas articulares). La región de la boca es muy rica en extero y proprioceptores, y todo ser humano succiona, mastica, deglute y respira. De esta forma, la inclusión de los ejercícios de las funciones reflejo-vegetativas orales va a complementar, significativamente, el método original de la RNF. Este nuevo método lo hemos denominado Método Padovan de Reorganización Neurofuncional(RNF).
Por otra parte me gustaría dejar claro que mi método terapéutico tiene diversos aspectos difeentes a los propuestos por Doman y Delacato. Yo trabajo con otra orientación, sobretodo porqué en el fondo de lo que yo hago está la filosofía antroposófica de Rudolf Steiner.

El método pedagógico de Steiner preconiza que la alfabetización da comienzo sólo cuando el niño empieza a cambiar los dientes. En este momento el sistema nervioso es evidentemente maduro y esto permite de manera natural el aprendizaje de la lectura y la escritura. Según esta pedagogía , todo se hace en el momento de maduración adecuado para cada actividad, nada se anticipa. Cada vez que podemos decir que un niño es apto o maduro para realizar una acción concreta, esto quiere decir que ha adquirido la madurez de esta posibilidad en su SNC. Siempre debemos respetar la madurez neurológica, y por esta razón es tan importante conocer las diferentes etapas evolutivas. Hay muchos autores que hablan de este tema, pero personalmente pienso que la información más completa viene del trabajo de Gesell.

Von Bekesy hablando del SNC dice: “ El SNC es una alambrada compleja de circuitos de alimentación. Dando los impulsos más primarios, los caminos se abren y otros circuitos nuevos se pueden formar”. Por este motivo yo siempre empiezo por los ejercicios más primarios, continuamos y seguimos en cada sesión todas las etapas naturales de la neuro evolución.

En el método Padovan las sesiones duran generalmente 45 minutos, dos veces por semana. Esta frecuencia la aumentamos sólo para los casos más graves. Cada ejercicio se repite varias veces, según las posibilidades físicas o las necesidades de cada paciente o de cada transtorno, intentando evitar al máximo el cansancio muscular.

Creo que los padres son importantes para la terapia de sus hijos, pero sólo como padres, que observen, acompañen e informen de los problemas y de los cambios que llegan a sus hijos. No es fácil tener dos funciones juntas : el de padre y el de terapeuta. Como las dos funciones son tan importantes, yo siempre pido que uno de los dos padres (normalmente es la madre) asistan a todas las sesiones. Su presencia tranquiliza al niño, y el padre o la madre tienen la ocasión de saber lo que le pasa. Incluso a veces para según qué ejercicios, podrán ayudar al terapeuta.

LOS EJERCICIOS DEL METODO

Estaría fuera de lugar quere enseñar un método en cuatro líneas (aunque sea sencillo, pero de aplicación difícil), pues los ejercicios tienen que estar muy bien hechos, y muy precisos para que el SNC sólo reciba informaciones correctas.

Es importante tener en cuenta que los ejercicios corporales se deben hacer en una determinada secuencia, siguiendo la idea de la neuro-evolución, o sea, pasando de forma gradual de la postura horizontal hacia la postura vertical, como sucede en el desarrollo normal.
Una vez terminados los ejercicios corporales , practicaremos los de las funciones reflejo-vegetativas : respiración, succión, masticación y deglución. Después trabajaremos la manera de situar los fonemas con otros ejercicios específicos, según cada patología.

El terapeuta acompaña todos los ejercicios recitando poemas. Procurando que los versos tengan una aliteración de los fonemas y sobretodo de los que el paciente tiene dificultad en pronunciar ( de esta manera la estimulación se hace con modelos correctos). Los poemas han de tener un buen mensaje para aumentar el vocabulario y estimular el razonamiento. También son importantes para dar ritmo a la gente que no tiene y además los músculos responden mejor con movimientos rítmicos. Los poemas son muy estimulantes porqué gustan a todos sin importar la edad.
¿A quién se le puede aplicar este método?

Como logopedas, este método lo aplicamos a pacientes que tienen problemas de elocución y/o lenguaje. Por otro lado la gente que busca este tratamiento tiene generalmente estos transtornos, que se pueden presentar no sólo en los que tienen una discapacidad (como síndrome de Down, paralisis cerebral, autismo, deficit intelectual, ...) sinó también en personas “normales” que tienen dislalias sencillas o bien dificultades de aprendizaje de la lectura o la escritura.

CONCLUSION

Como podemos constatar, este método consiste en ejercicios muy sencillos que pertenecen a la naturaleza humana. Estos movimientos no han sido creados artificialemtne ni inventados. Son tan sencillos que hay quién pueda dudar de su eficacia. La naturaleza es simple y compleja al mismo tiempo. Aquí tenemos sus leyes a disposición de aquellos que son capaces de reconocerlas, de captarlas, de sistematizarlas, para poderlas utilizar convenientemente. Como Einstein decía: “no existe ningún camino lógico para descubrir las leyes elementales del Universo, el único camino es la intuición. El mecanismo del descubrimiento no es ni lógico ni intelectual, es una iluminación repentina, casi un éxtasis. Pero es cierto que después la inteligencia analiza y que la experiencia confirma la intuición”.

Rudolf Steiner y Temple Fay tuvieron el privilegio de tener la intuición y la inteligencia para confirmar esta intuición por la experiencia. Mi suerte ha sido conocer sus trabajos y poder beneficiarme de ellos.

Volviendo a la frase de Einstein que he citado al principio de este artículo, me gustaría añadir que yo no sé si trabajo con la ciencia o con el arte. Lo que si sé es que tanto el Sistema Nervioso como el Hombre aún son un misterio para nuestros débiles conocimientos. El arte lo utilizo un poco cuando recito los poemas que acompañan a los ejercicios. La ciencia también , pues estudiando el Sistema Nervioso aprendo novedades científicas, que me iluminan, como la existencia de la Plasticidad Neurológica y de los Factores Neurotróficos, que justifican plenamente el trabajo que hago.

Siguiente